Bion, A Memoir of the Future

DU:

 I am the future of the Past: the shape of the thing-to-come.

ROLAND:

 Not a ghost?

DU:

 Do I grin like a ghost? How do you like these teeth? All my own. I fasten myself to your psyche— psycho-lodgement, we call it. Most amusing.

ROLAND:

 Get out, you ugly devil!

 This is terrible.

DU:

 Not terrible— it’s idée mère. Real— the substructure of the real. We shall drink damnation to our families who surround you with their hateful hisses. Don’t be afraid— you are immortal, as your padre used to say.

ROLAND:

 Filed away, filed away death, or in sad sigh press let me be laide.

DU:

 Wider yet; and wider let your jaws be set. You can have them set in a grin like mine. They’re fashionable in psychosis, but some wear them that way in Psycho-sthan too. As you descend the steep with our orphean Liar you can sing of chaos and eternal night.

ROLAND:

 What have I done now? You don’t believe in God, do you?

DU:

 Not believe in God?! Of course I do. How do you suppose I’d be here if I didn’t believe in God?

 Words, words; words have no right to be rigid definitory caskets preventing my birth. I have the right to exist without depending on a thinker thinking all day and night. Come inside.

 That’s my right. I can kick my way out of this ruddy matrix when I like.

ROLAND:

 But you can’t get back if you do. I know. How? I just do.

DU:

 You talk like the foolish animal that said, ‘Cogito ergo sum’.

La lotería de Shirley Jackson y la democracia del siglo XXI

“La lotería” es un cuento corto escrito en 1948 por la estadounidense Shirley Jackson y que hoy se considera uno de los mejores relatos de terror del siglo XX. En unas cuantas páginas Jackson sugiere personajes complejos que, como grupo, son una comunidad hedionda. La historia es rápida y profunda.

“La lotería” de Jackson, el holocausto, la Masa de Canetti, los fenómenos políticos del 2016; son básicamente (en el sentido de los grupos de Bion), la misma cosa.

Es posible notar la influencia de Jackson en muchos libros para adolescentes y adultos jóvenes tan populares en la actualidad.

“La lotería” (1948)
por Shirley Jackson
(fragmento, la traducción es mía)

Bill Hutchinson se acercó a su esposa y le quitó la papeleta de las manos por la fuerza. En el centro de la hoja había un punto negro, la marca que había puesto el señor Summers la noche anterior con el lápiz escolar en la oficina de la mina de carbón. Bill Hutchinson mostró en alto la papeleta y la multitud se conmovió.
“Bien, amigos”, dijo el señor Summers, “acabemos pronto”.
Aunque los vecinos habían olvidado el ritual y habían perdido la caja negra original, aún recordaban que hay que usar piedras. El montón que los chicos habían reunido previamente estaba preparado. En el suelo piedras y hojas provenientes de la caja se mezclaban; Delacroix escogió una piedra tan grande que tuvo que levantarla con ambas manos y, mirando a la señora Dunbar, dijo: “vamos, de prisa”.

————

“The Lottery” (1948)
by Shirley Jackson
Bill Hutchinson went over to his wife and forced the slip of paper out of her hand. It had a black spot on it, the black spot Mr. Summers had made the night before with the heavy pencil in the coal company office. Bill Hutchinson held it up, and there was a stir in the crowd.

“All right, folks.” Mr. Summers said. “Let’s finish quickly.”

Although the villagers had forgotten the ritual and lost the original black box, they still remembered to use stones. The pile of stones the boys had made earlier was ready; there were stones on the ground with the blowing scraps of paper that had come out of the box Delacroix selected a stone so large she had to pick it up with both hands and turned to Mrs. Dunbar. “Come on,” she said. “Hurry up.”

Andromeda, de Manley Hopkins

Now Time’s Andromeda on this rock rude,
With not her either beauty’s equal or
Her injury’s, looks off by both horns of shore,
Her flower, her piece of being, doomed dragon’s food.

Time past she has been attempted and pursued

By many blows and banes; but now hears roar

A wilder beast from West than all were, more

Rife in her wrongs, more lawless, and more lewd.

Her Perseus linger and leave her tó her extremes?—
Pillowy air he treads a time and hangs
His thoughts on her, forsaken that she seems,
All while her patience, morselled into pangs,
Mounts; then to alight disarming, no one dreams,
With Gorgon’s gear and barebill, thongs and fangs.

Andromeda, Gerard Manley Hopkins

Feliz cumpleaños Wittgenstein

Happy birthday Wittgenstein…

“Imagine a painting cut up into small, almost monochromatic bits which are then used as pieces in a jig-saw puzzle. Even when such a piece is not monochromatic it should not indicate any three dimensional shape, but should appear as a flat colour-patch. Only together with the other pieces does it become a bit of blue sky, a shadow, a highlight, transparent or opaque, etc. Do the individual pieces show us the real colours of the parts of the picture?”

Wittgenstein, (Remarks on colour, §60)

Foucault el moralista

“In a sense, I am a moralist. I am a moralist inasmuch as I think that one of the tasks, one of the meanings of human existence, that in which man’s freedom consists, is never to accept anything as definitive, sacrosanct, self-evident, or fixed.
No reality must dictate to us a definitive and inhuman law. To that extent, we may consider that what we have to rise up against is all forms of power, but not just in the narrow sense of power as a type of government, or of one social group over another—that is just one of a number of elements.
I call “power” everything that actually aims to immobilize and render sacrosanct what is given to us as real, true, and good.”

Foucault, 1980

El cielo del arrepentimiento

Hoy es el día mundial del libro, y quiero celebrarlo con un fragmento de la Leyenda de Genji (Genji Monogatari), que es considerada la novela escrita más antigua de la historia.

Fue creada por Murasaki Shikibu (un pseudónimo), quien probablemente nació en el 973 y murió alrededor del 1014 (unos 40 años de edad). Parece que la leyenda de Genji fue un patrimonio familiar y aunque tiene más de 50 rollos (capítulos), se piensa que Murasaki escribió unos 30 y, según los chismes, su hija Katako (Daini no Sanmi) terminó el trabajo. Como sea, la versión del 1008 es de Murasaki y ahí ya estaba desarrollada buena parte de la historia de Genji.

En la novela, Genji es el hijo menor del emperador; su medio hermano (Suzaku) sucede a su padre, así que Genji -sin oficio ni beneficio- se vuelve un “tremendito” y se dedica a la dolce vita (por cierto, no puedo evitar pensar en la novela de Genji cada vez que veo la dolce vita de Federico Fellini). Como es de esperarse, a Genji le pasa de todo –por tremendito-

Les presento un fragmento del capítulo X: Aquí Genji tiene 23 años y va a visitar a Rokujō Haven (quien fue su amante un tiempo). La señora no lo quiere recibir, pero Genji se las ingenia para hablar con ella al pie de su balcón. La escena transcurre en una noche fría y despejada de otoño (la traducción es mía, a partir del trabajo de Royall Tyler).

Por años él pudo verla cuando quería y ella lo esperó siempre; con el tiempo el orgullo se apoderó de Genji y lo tornó en frío y distante… pero hoy, en este extraño encuentro, la nostalgia se hizo presente y él lloró frente a lo que perdía… Genji le suplicó dejar su plan.

Mientras Genji hablaba pudo ver un cielo aún más bello, ahora que la luna estaba plena, y toda la amargura guardada en su corazón se disolvió. Ella, que ya había abandonado la idea de estar con Genji, se enterneció…

Nadie podrá considerar todo lo que pasó entre esos dos, que juntos conocieron tantas penas. Ese hermoso cielo parecía haber sido creado sólo para ellos.

“Muchos rocíos han acompañado a cada noche, pero ninguno jamás miró tal cielo otoñal”, dijo Genji.

Quis est homo, o la vida es sueño

A propósito de mi insomnio, les presento un divertissement entre John Donne y Pedro Calderón de la Barca

Dice John Donne en su sermón de Pascua un 28 de marzo del 1619:

We are all conceived in close prison; in our mother’s wombs, we are close prisoners all; when we are born, we are born but to the liberty of the house; prisoners still, though within larger walls; and then all our life is but a going out to the place of execution, to death. Between the prison and the place of execution, does any man sleep? And we sleep all the way; from the womb to the grave we are never thoroughly awake; but pass on with such dreams and imaginations as these: I may live as well, as another, and why should I die, rather than another?
But awake, and tell me, what man is he that lived, and shall not see death?

(Preached to the Lords upon Easter-day, at the Communion, The King being then dangerously sick at New-Market, John Donne)

Le contesta Pedro Calderón de la Barca al final del primer acto de La vida es sueño en 1635:

“Sueña el rey que es rey, y vive
con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso, que recibe
prestado, en el viento escribe,
y en cenizas le convierte
la muerte, ¡desdicha fuerte!
¿Que hay quien intente reinar,
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte!

Yo sueño que estoy aquí
de estas prisiones cargado,
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño;
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.


(La vida es sueño, Pedro Calderón de la Barca)

Lo bello y lo triste, Yasunari Kawabata

-Parecería que en el verano te desgastas, Otoko, ¿no? –había comentado–. Lo has heredado de mí… Ahora se pone de manifiesto. Tenemos la misma debilidad. Siempre he pensado que tu voluntad es más fuerte que la mía; pero desde el punto de vista físico, eres digna hija mía. No cabe la menor duda.
-No soy de voluntad fuerte.
-Eres violenta.
-¡No soy violenta!

“Estaba pensando”, Elena Shvarts

I was thinking: God has abandoned me,
So, what of it—He is a priceless ray of light,
Or a thin needle in the haystack of man. And cruel.
I have turned away from Him—torment me no more.
But which of us is more cruel? More to be feared?
The one who has no body, of course.
He has made us endless, vast
So that our grief will know no bounds.

El Quijote de Unamuno

Miguel de Unamuno en Del sentimiento trágico de la vida reflexiona sobre lo absurdo y hermoso del acontecer humano. Spero quia absurdum … sin duda.
“¿por qué peleó Don Quijote?
Por Dulcinea, por la gloria, por vivir, por sobrevivir. No por Iseo, que es la carne eterna; no por Beatriz, que es la teología; no por Margarita, que es el pueblo; no por Helena, que es la cultura. Peleó por Dulcinea…
Y lo más grande de él fue haber sido burlado y vencido, porque siendo vencido es como vencía: dominaba al mundo dándole qué reír de él…
Murió aquél Don Quijote y bajó a los infiernos, y entró en ellos lanza en ristre, y libertó a los condenados todos, como a los galeotes, y cerró sus puertas, y quitando de ellas el rótulo que allí viera el Dante puso uno que decía: ¡viva la esperanza!, y escoltado por los libertados, que de él se reían, se fue al cielo. Y Dios se rió paternalmente de él y esta risa divina le llenó de felicidad eterna el alma…
Spero quia absurdum, debía decirse, más bien que credo.”